Mamá, papá soy gay

Yo sabía que iba a tener un hijo pipián, me dijeron…

La palabra “gay” causa mucha poléultra-gay-sealmica en nuestra sociedad salvadoreña, donde por
mucho tiempo hemos estado acostumbrados a callar lo que no nos parece y a ocultar nuestras opiniones por miedo a que nos tilden de pecadores asquerosos e inmorales.

Recuerdo que mi salida del armario fue relativamente fácil, porque en esta época es más respetado (más no aceptado) por la cantidad de noticias positivas relacionadas al tema que sacuden al planeta entero.

Recién había salido del bachillerato y los primeros en darse cuenta fueron mis hermanos, por una carta que había dejado mal puesta en mi almohada la noche anterior; no se como sucedió que mi hermana me encerró en el cuarto para gritarme sobre lo asqueroso que era mi forma de vida y yo no podía creer lo que estaba pasando en ese momento.

Gay El Salvador

Con el tiempo te das cuenta pocas personas estarán de acuerdo y que muchas que eran especiales en tu vida, te darán una patada en el asterisco. Por esa razón, tenés que levantarte y seguir adelante para demostrarte a vos mismo que no sos lo que piensan, ni que te querés coger a todos los cheros o cheras que pasan por tu camino.

giphy (1)En El Salvador, donde hay una mayor apertura de ser quien sos a comparación de antes, la mejor fórmula para ser aceptado (o respetado) es ser vos mismo y seguir tus sueños para superarte en tu vida. Al final, los hechos hablan más que las palabras y de esta forma pude decirles a mis papás lo que era con mis buenas acciones y mi forma de ser.

Te voy a dejar un par de consejos:

  1. Acéptate: Ya no te concentres en las cosas negativas y empieza centrarte en las cosas positivas que te hacen ser quien sos.
  2. Tenés que ser la mejor versión de vos mismo todos los días.
  3. Perseguí tus sueños y no te desanimés.
  4. Concéntrate en lo pensás de vos mismo y réstale importancia a las opiniones de segundos, terceros y cuartos.
  5. Viví feliz y con una sonrisa 🙂

Deja un comentario