Cuando irte del país se convierte en tu mayor aspiración en la vida.

Conozco a muchas personas que parece ser que su único objetivo en la vida es obtener la visa a Estados Unidos o Europa.

Es increíble la cantidad de personas que están desesperadas por hacer una nueva vida en otro país que no es el suyo, donde tenés todos los derechos y podés gritar lo que querrás sin temor a ser deportado.

No hay nada mejor que la tierra en que naciste.

el-salvador-blog-cosas-chivas-bander-instagram
Foto: Cosas Chivas

Todavía me cuesta creer que he sido bastante bendecido con una vida sin lujos, pero con bastantes comodidades que el salvadoreño promedio, a pesar de las altos y bajos que uno pueda tener. Jamás pensé tener un trabajo donde me sintiera tan bien, cada cosa que hago es valorada de corazón y me siento satisfecho que he podido aprender muchas cosas que me han hecho la persona que soy hasta este momento.

Amo mi país, sé que no es perfecto y que es considerado uno de los más violentos de América Latina o el mundo. La mayoría de las veces soy bastante positivo, en contraste con muchas personas que dedican a criticar este país ¿De qué sirve quejarnos del país si no hacemos nada por cambiar nosotros mismos?

Te voy a dar unos consejos sencillos que hacen la diferencia para ayudar a cambiar al país:

Emprende un negocio y conviértete en una fuente de empleos para otros: Existen muchos programas que te ayudan a obtener una capital semilla para desarrollar tu proyecto de empresarial.

Contribuye a mantener el lugar donde vives limpio: Muchas veces solo se trata de no tirar la basura en calle mientras estás fuera de tu casa.

No te endeudes: Trata de vivir en sencillez, no tenés porqué demostrarle a los demás quién eres y vivirás tranquilo.

Sé un agente agente de cambio: Mirá cómo puedes ayudar a los demás a mejorar su condición de vida, esto te hará feliz por siempre.

Deja un comentario