SOY DARKS Y ODIO TODO LO RELACIONADO A LA NAVIDAD.

Ya estamos en la época donde todos están siempre alegres por el aguinaldo, algunos bonos y el reencuentro con los familiares que vienen del exterior.

soy-darks-el-salvador-bloggerTodos se sienten “pudientes” por lo menos en estas fiestas. Algunos no corren con la misma suerte; existe una parte de la población que se siente atormentada al solo decir la palabra “Navidad”, muchos quisieran cerrar los ojos para despertar en enero y así olvidar la pesadilla de estas fiestas.

OTRA NAVIDAD SOLTERO
Conozco a un amigo que tiene todo lo que muchos quieren, solamente le falta algo: una persona con quien compartir su vida. Para la mayoría, estas fiestas representan el retorno de muchos fantasmas como los recuerdos del ex y la soledad producto las carencias afectivas. Mi hermana odiaba estas fiestas porque el 23 de diciembre, hace un par de años, cortó con su novio.

NO ME LLEVO BIEN CON MIS PAPÁS
A veces nuestra familia no se comporta como tal, nuestros padres son pura apariencia. Caminamos por las calles y ves cómo los demás están felices compartiendo con sus familiares y vos no; abrís tu Facebook solo para ver las fotos publicadas de tus contactos con su fiesta, el arbolito, la cena navideña, etc…

navidad-culera-blog
Foto: Cosas Chivas

TENGO TODO MENOS DINERO
Estar sin un trabajo puede ser un obstáculo para tener “nuestra Navidad perfecta”. La mayoría de personas hablan sobre el aguinaldo y vos ni siquiera sabés que es eso.

POR LO MENOS HAY SALUD

Sí, pues sí. Mi vecino tiene cancer de pulmón y ningún regalo podrá cambiar su situación ¿No sentís que tu salud puede ser un gran motivo de alegría?

TODO ES APARIENCIA
El hecho de que todos estén sonriendo, no significa que se encuentren bien. Algunos hacen hasta lo imposible por lucir look falso, una familia perfecta e incluso se endeudan por dar muchos regalos.

Si nos ponemos a ver, existen más cosas malas que positivas en nuestra búsqueda de la Navidad ideal. Creo que más que centrarnos en las cosas que no tenemos, deberíamos agradecer por aquello que sí. No es necesario que te guste la navidad, no tenemos porqué seguir las normas para ser felices ni siquiera tratar de complacer a los demás para sentirnos bien.

Deja un comentario