La familia de mi pareja ME ODIA ¿qué puedo hacer? 💅

No se puede darle gusto a todas las personas.

Sí, ni siquiera a tu amada suegra que te tiene con los pelos de punta. Es persona que siempre está pendiente para encontrarte cualquier error para ponerlo en tu contra, esa misma.

Familia Pareja Gay Esposo Odio
Foto Pixabay

Aunque existen suegras o familiares de tu pareja que pueden ser un pan de Dios; para muchos es todo lo contrario. Posiblemente el problema sea que eres de una religión diferente, el color de piel o simplemente por química personal.

Este tipo de situaciones difíciles se convierten en una verdadera demostración de amor para ambos, una etapa que se transforma en fortaleza o tristeza para alguna de las partes de la relación. Recuerda, el problema no eres tú, son ellos.

Aléjate de las personas que te dan mala vibra:

Este pequeño paso puede ser muy difícil, sobre todo si vives en la misma área de los familiares de tu pareja. Empieza por frecuentar calles diferentes, lugares que te hagan encontrarte con ellos e incluso a personas diferentes (si ustedes comparten amigos).

A veces es mejor dejar el orgullo a un lado para vivir con tranquilidad, siempre es preferible que te digan cobarde por evitar problemas que no tienen ningún remedio o que no depende de ti solucionarlos.

La vida es para vivirla, pero bien. No permitas que los problemas de otros contaminen tu día a día, no es agradable convivir con personas que simplemente se dedican a hablar mal de todo lo que le rodean y más si se dedican a atacarte.

Habla, habla, habla…

Para encontrarle solución a algo, tienes que empezar por hablar sobre lo que está sucediendo. Este puede ser algo difícil, ya que a la mayoría no nos gusta mostrar nuestro lado débil para no sentirnos vulnerables. Si de verdad se aman, encontrarán una solución a este problema.

Finalmente, no dependas nadie:

Si sabes que no eres bienvenida/o en la familia de tu pareja, entonces, trata de mantener siempre tu individualidad en todos los sentidos. El depender de alguien que sabes que te maltrata, es darle motivos extra para que te agreda en todo sentido.

¿Trabajas? Ahorra para ser económicamente independiente; ¿Desempleado? Lánzate a comenzar tu negocio propio, aunque sea pequeño. Haz lo que sea, pero jamás dependas de nadie, ni de la familia de tu pareja que tanto te odia.

Deja un comentario