Endodiscriminación: Cuando el peor enemigo de un gay, es otro gay.

¿Alguna vez te sentiste discriminado por otro gay?

Es fácil encontrar un perfil de Grindr que usa los términos: “no locas”, “cero culeradas”, “nada de mujeres”; es increíble la cantidad de frases que se utilizan en la comunidad LGBT+ para usar en contra de otra persona, simplemente para determinar que nosotros no estamos de acuerdo con la forma de ser de otro homosexual.

Endodiscriminacion Blog Cosas Chivas
Foto Pixabay

Según el sitio Aminoapps, endodiscriminación es: Es cuando nosotros no aceptamos a miembros de nuestra propia comunidad, ya sea por su forma de vestir, color de piel, clase social o grado académico.

¿Cómo es el estereotipo de gay en El Salvador?

Muchos salvadoreños de la comunidad LGBT+ tienen que soportar el clasismo de otras personas solo por su apariencia física y por la marca de ropa que utilizan en las fiestas de algún amigo. Entre otras cosas, el homosexual exitoso se define también por si anda en bus o en carro; si es delgado o gordo; moreno o piel blanca; si usa ropa formal o informal, entre otras etiquetas.

Los gays que viven en la Colonia San Benito, puede en algunos casos, ver a los que viven en Soyapango como una chusma o delincuentes, aunque su nivel académico o económico sea más o menos similar.

“Si voy a andar con una mujer que sea femenina, si no en ese caso mejor ando con un hombre”.

En el caso de una lesbiana, los estereotipos están acompañados por el machismo oculto de muchos hombres homosexuales. ¿Alguna vez escuchaste la frase: “Vos naciste mujer, no hombre”?

La belleza de la comunidad LGBT+ está en su diversidad.

Gays, lesbianas, trans, bisexuales e intersexuales debemos ser siempre unidos para hacer respetar nuestros derechos. La tolerancia debe ser siempre nuestro acompañante y para ser aceptados por esta sociedad, debemos aceptar las diferencias de los demás.

No seamos víctimas de la superficialidad de algunas personas que utilizan máscaras para esconder alguna carencia que nunca lograron llenar en sus vidas. El éxito y la felicidad lo definimos nosotros, no las cosas.

 

 

Deja un comentario