7 cosas sobre ser gay, millennial y salvadoreño.

El problema de vivir en un país convervador, es que las oportunidades para un homosexual se reducen drásticamente.

El problema en sí, no es ser homosexual como tal. El problema es cuando tu forma de actuar no se adecuan a las normas de la sociedad salvadoreña y que hacen que no te desarrolles como persona, veamos un poco al respecto:

Gay El Salvador Millennial

  1. La plumofobia está a la orden del día: Basta con entrar a ciertas aplicaciones de citas y darte cuenta de los comentarios despectivos sobre las personas “amaneradas” o “femeninas” como ellos lo describen. Esta clase de discriminación pone en desventaja a las personas que son así, debido a los prejuicios que caen sobre ellos.
  2. El Salvador se mueve por conectes: Podrás ser el gay más machín del mundo, con todos los títulos que quieras; pero al final, la persona que tendrá más ventaja que tú será el primo, sobrino, hermano, hijo, tío, etc. de aquella persona que esté en el poder o en un cargo importante (aunque está persona sea un total inutil), tu talento no te servirá cuando se trate de competir contra el sobrino del dueño de la empresa.
  3. Prepárate para ser un eterno adolescente: Durante mi viaje a Costa Rica, recuerdo haber escuchado a alguien decir que es muy dificil salir de las casa de tus padres e independizarte. Esto es totalmente real, la mayoría de veces tienes que compartir con un roomate para amortiguar los gastos de la casa, ya que el salario de muchos no alcanza para lograr alquilar o comprar una casa digna (suponiendo que vives en Santa Tecla y quieres seguir viviendo en esa ciudad).
  4. Muchos se esconden en una cortina de moralidad: Solo tienes que abrir tu cuenta de Twitter y ver la cantidad de mensajes llenos de odio por toda esa red. Mi recomendación para no ensuciarte demasiado con esos comentarios, es desinstalar unas las aplicaciones de redes sociales por un rato y así oxigenar tu mente.
  5. San Salvador es como un pueblo: Sí, la mayoría como son hermanos en leche (solo para conocedores) y el ambiente gay en la ciudad es relativamente “pequeño” si lo comparas con otros países.
  6. Ir al baño en un centro comercial será un gran reto: Si alguna vez vas a de compras a uno de los centros de compras más reconocidos del país, te toparás en alguna situación incómoda con otra persona que busca una “actividad carnal” contigo.
  7. Si tienes dinero, eres gay. Si eres pobre, eres maricón: Un prejuicio que persigue mucho a la comunidad LGBT+ en El Salvador, donde la gente te tratará dependiendo de la forma que andas vestido o el tipo de carro que tengas.

Algunos de estos puntos, también afectan a la población en general y espero que en algún momento lo podamos superar para construir una sociedad mejor.

Deja un comentario